Smartflow y LaserControl en EL MUNDO Innovadores

By 23 Setembro, 2013Sem categoria
El suplemento INNOVADORES del periódico EL MUNDO que se publica todos los lunes, conocido por publicar noticias de cualquier sector de la ciencia, de la tecnología o de la industria que sean realmente innovadoras, se ha interesado nuevamente por la Innovación de ISTOBAL. La publicación especializada explica en un reportaje las ventajas de Smartflow y del LaserControl, ambas novedades presentadas en 2013 en las diversas ferias nacionales e internacionales a las que asiste la empresa y por las que ha sido incluso galardonada. Texto completo del reportaje publicado el 23/09/2013: Istobal ahorra un 50% de energía al lavar el coche con turbinas rectas >INDUSTRIA / La empresa valenciana también mejora la seguridad de los puentes de lavado automático con un sensor láser más preciso y fiable. Istobal acaba de presentar un nuevo sistema de secado para puentes de lavado que reduce un 53% el consumo eléctrico y disminuye 10 decibelios su nivel sonoro. La empresa valenciana ha adaptado a su sector una tecnología muy habitual en otras aplicaciones como las bombas de agua o los sistemas de refrigeración. Se trata del crossflow, que sustituye las actuales turbinas centrífugas por otras longitudinales. La compañía también ha presentado un sensor láser de distancia que permite medir «en todo momento» la posición exacta de la máquina de lavado automático sobre la pista. Rayos láser y turbinas rectas para ahorrar lavando el coche Istobal reduce un 53% el consumo eléctrico en el secado de los vehículos y mejora la seguridad de estas máquinas con un sensor más preciso y fiable. Limpiar el coche es más fácil que nunca. Los nuevos puentes de lavado simplifican esta tarea hasta el límite. Sin embargo, el mercado es exigente y las máquinas deben adaptarse a las exigencias de la sociedad actual. Para cumplir con los retos de la industria, Istobal ha lanzado este año dos tecnologías que buscan el ahorro, la seguridad y la sostenibilidad. ¿Cómo? Con la implementación de sensores láser y aplicando un diseño de turbinas para el secado que nunca se había utilizado en este sector. Las petroleras «cada vez más» exigen mayor eficiencia. La empresa con sede en L’Alcúdia (Valencia) acaba de presentar su nuevo sistema de secado para puentes de lavado Smartflow que reduce un 53% el consumo eléctrico y disminuye 10 decibelios su nivel sonoro. Istobal ha adaptado a su sector una tecnología muy habitual en otras aplicaciones como las bombas de agua o los sistemas de refrigeración. Se trata del concepto de cross-flow, que sustituye las actuales turbinas centrífugas por otras longitudinales. El diseño especial de este secado ofrece «numerosas» ventajas respecto a las obtenidas actualmente en los secados convencionales de los puentes de lavado. En las turbinas tangenciales, la admisión del aire «se realiza a lo largo de toda su longitud porque forma una línea plana», explica el gestor de producto de puentes y túneles de lavado, Carlos Valls. De esta manera se consigue «un gran volumen de aire con un mínimo consumo energético». El flujo de aire admitido se desvía entonces en un ángulo de 90º y se acelera por el vórtice, obteniendo así una «lámina uniforme de aire sin pérdida de presión en los extremos», señala Valls. Los sistemas centrífugos, por otra parte, necesitan dos motores (uno para cada turbina), mientras que el tangencial funciona únicamente con uno. Todo esto se traduce en un ahorro de consumo eléctrico de un 53% como mínimo respecto a un secado convencional, manteniendo asimismo «los altos estándares de calidad exigidos en esta fase». No sólo eso. La nueva tecnología permite disminuir el nivel sonoro de la máquina hasta 10 decibelios durante el secado, que se trata de la etapa más ruidosa del lavado de coches. Este diseño ha implicado un gran reto tecnológico para Istobal pues estas turbinas tangenciales nunca se habían empleado para el secado en puentes de lavado. Para ello, el equipo de I+D ha tenido que realizar pruebas con diferentes tipos de envolventes para dar con el caudal de aire apropiado y el consumo energético exacto para lograr un «buen secado». La segunda novedad reciente de la empresa valenciana está relacionada con la seguridad y ha sido galardonada con el Premio a la Innovación de la feria Motortec Automechanika Ibérica 2013, celebrada en marzo en Madrid. LaserControl es un nuevo sensor de distancia que permite medir «en todo momento» la posición exacta de la máquina de lavado automático sobre la pista. El dispositivo «emite un haz de luz láser contra un material reflectante colocado en una pared o poste final de la pista de lavado», explica Valls. Esta superficie plana reflectante devuelve la señal al láser para obtener en cada momento la distancia «exacta» entre ambos. La mayoría de los sistemas de lavado emplea sensores inductivos que detectan el metal en los topes de principio y final de pista y en el encoder de la rueda del puente. «Estos lugares recogen mucha suciedad y pueden llegar a provocar lecturas falsas», anota el responsable del proyecto. LaserControl sustituye estos elementos por un sensor láser que reduce «considerablemente» la tasa de fallos, ya que trabaja con un margen de error de 1 milímetro frente a los 25 mm. de los detectores inductivos actuales. Agua reciclada Otra de las prioridades de Istobal es optimizar el consumo de agua de sus máquinas. Sus puentes de lavado pueden funcionar con agua limpia o reciclada. Otra forma de ahorro es el uso de cepillos que necesitan menos agua para lavar bien la superficie del vehículo. Un ejemplo de este caso es la gama de cepillos Link-it, que ya recogió INNOVADORES el año pasado.