Consejos para lavar tu coche a presión con la máxima eficacia, comodidad y seguridad

By 8 marzo, 20184Carlovers
lavado-a-presion

Hoy queremos recordaros algunos consejos y normas que debéis tener siempre presentes cuando vayáis a lavar vuestro vehículo al centro de lavado a presión. Quizá algunas puedan parecer obvias para algunos de vosotros, pero no está de más hacer memoria y tener una serie de recomendaciones en cuenta, si es que queréis hacer que vuestra experiencia de lavado resulte lo más cómoda, segura y eficaz posible. Al fin y al cabo, el objetivo para nosotros y para vosotros es el mismo: dejar vuestro vehículo impecable.

  1. Coloca el vehículo en el centro de la pista, apaga el motor y pon el freno de mano. Asegúrate también de que no hay ningún elemento defectuoso en el vehículo que pueda verse afectado durante el lavado y retira los elementos externos que no estén sujetos al chasis. Por supuesto, comprueba que todas las ventanillas están subidas y las puertas cerradas.
  2. Selecciona la lanza adecuada para cada programa de lavado y ten en cuenta que es importante pasar por todas las fases de lavado convenientemente para conseguir un acabado óptimo. Aquí te damos unos consejos más sobre el uso de los químicos en las distintas fases:
  • Deja actuar el prelavado para llantas cerca de un minuto y aclara después con agua. Es importante no dejar secar el producto sobre el coche porque puede quitar el brillo de las partes metálicas. Recuerda que no debes aplicar este producto sobre la carrocería o partes sensibles del coche.
  • Después de aplicar la espuma, realiza un aclarado con agua normal para eliminar todos los restos. Es muy importante que no permitas que los productos de limpieza se sequen sobre tu vehículo.
  • Para un acabado perfecto, te recomendamos que apliques cera a tu vehículo y a continuación realices el aclarado con agua osmotizada para evitar que quede cualquier marca indeseada sobre tu coche.
  1. Pulveriza el agua sobre el vehículo de arriba hacia abajo y en constante movimiento sobre la superficie. Además, mantén una distancia mínima de 30 cm desde la punta de la lanza hasta el vehículo. Ten especial cuidado con los neumáticos, pues si la distancia es inferior a 20 centímetros o si se incide en el mismo punto durante más de 5 segundos o directamente entre la llanta y el neumático, éstos pueden verse afectados. Tampoco debes aplicar el chorro de agua de alta presión directamente sobre los componentes eléctricos y los precintos.
  2. Bajo ningún concepto puedes apuntar con la lanza o la pistola directamente a ninguna persona o animal, incluso cuando la máquina esté fuera de servicio o sin crédito. Nuestros equipos no están diseñados para la limpieza de animales ni para equipos de cocina. Su uso es exclusivo para vehículos.
  3. No introduzcas crédito si la lanza o la pistola no está colocada adecuadamente dentro de su soporte. Cógela bien en la mano antes de activar el lavado. Una vez finalizado el lavado, deposita la lanza en su sitio y camina con precaución hasta el vehículo, pues la pista estará mojada.
  4. En caso de emergencia por algún incidente, pulsa el botón Stop, y sigue en todo momento las indicaciones del personal encargado de la instalación.

Si sigues estos consejos, ten por seguro que conseguirás un lavado eficaz y un resultado perfecto para tu coche, y que tendrás una experiencia de lavado con nuestros equipos cómoda, agradable y segura.

Leave a Reply