¿Cómo mantengo limpio mi centro de lavado?

By 24 maio, 2017ISTOBAL SCHOOL
productos limpieza coche

Seguro que un pequeño recordatorio sobre las tareas de mantenimiento que debes hacer para mantener limpio tu centro de lavado te va a venir muy bien para tener los boxes siempre a punto para tus clientes. En Escuela ISTOBAL ya hemos hablado en algunas ocasiones sobre la limpieza del puente de lavado, pero las pistas también tienen unas operaciones de mantenimiento que no debes olvidar.

Lo primero que debes tener en cuenta es que ante cualquier reparación o tarea de mantenimiento en tu centro de lavado o en cualquiera de sus opcionales, deberás desconectar la alimentación eléctrica a través del interruptor general o el dispositivo correspondiente. Además, tendrás que cortar también la alimentación de agua y aire comprimido.

Recuerda utilizar siempre los elementos de seguridad individuales. Ponte calzado de seguridad y un chaleco reflectante de alta visibilidad siempre que estés trabajando en la instalación. Así mismo, deberás utilizar guantes de protección química y gafas antisalpicaduras cuando repongas los productos químicos o utilices productos para la limpieza o mantenimiento del equipo. Protégete y extrema las precauciones ante la posibilidad de resbalarte cuando la pista esté mojada. Señaliza con una baliza la zona para impedir el acceso mientras trabajas y… ¡ya puedes ponerte manos a la obra!

Comenzamos. Te aconsejamos que utilices únicamente productos específicamente diseñados para la limpieza de instalaciones de lavado. Un limpiador clorado te ayudará a dejar la pista de lavado como nueva. Además, puedes utilizar otros productos químicos para eliminar restos de cal, limpiar mamparas, e incluso eliminar el hielo del pavimento. Puedes encontrar toda la información sobre estos productos originales en ISTOBAL esens®.

Hay una serie de tareas de mantenimiento que debes realizar diariamente: Limpiar las pistas y comprobar si existen fugas en las pistolas, lanzas o banderas giratorias, así como en el interior del armario del centro de lavado, revisar el nivel de aceite en las bombas de alta presión, y el estado del producto químico, y rellenar los depósitos en caso necesario, y por último, comprobar el correcto funcionamiento de las bombas dosificadoras y del generador de agua caliente.

Todas nuestras recomendaciones y puntos de mantenimiento están disponibles en las guías de uso que acompañan a nuestros equipos, así que tenla siempre a mano para cualquier consulta o ponte en contacto con nuestros técnicos para resolver tus dudas.

¿Y después de la limpieza? Recuerda que todos los envases que hayan contenido productos químicos y para la limpieza o mantenimiento de equipos de lavado deben gestionarse adecuadamente, ya sabes que está prohibido su uso y reutilización. Además, todos los residuos resultantes del mantenimiento y reparaciones del centro de lavado deberán ser tratados como peligrosos, y esto implica su gestión por empresas certificadas y acreditadas.

Y es que proteger el medio ambiente nos preocupa tanto como que puedas sacar el máximo partido a tu centro de lavado manteniéndolo siempre en perfecto estado.