Detalles que hacen diferente a tu negocio de lavado

By 6 ottobre, 2016ESCUELA ISTOBAL
gif-post5-v2

Los pequeños detalles son los que marcan la diferencia. Esta frase, que podríamos encontrar cualquier día en un sobre de azúcar a la hora del café, nos da pie para hablar de la importancia de valorar pequeños gestos en nuestras instalaciones de lavado que pueden ser clave para diferenciarnos de la competencia y fidelizar a nuestros clientes.

¿Qué necesidades tiene el cliente?, ¿cómo percibe la instalación?, ¿qué le motiva a la hora de decidir lavar su vehículo? Éstas son las primeras preguntas que debemos hacernos, y para poder contestarlas debemos ponernos en la piel del consumidor y escuchar lo que tiene que decir. Primero escuchar, y después hablar y actuar. Es decir, primero, prestamos atención y detectamos sus necesidades, segundo, recabamos más información directamente del cliente, y tercero, adoptamos medidas y actuamos en consecuencia.

Cuidar los pequeños detalles nos va a ayudar a recorrer gran parte del camino. Es importante ofrecer al cliente indicaciones claras y concisas sobre el funcionamiento de nuestra instalación. Debemos tener en cuenta que ni va a pararse a leer un texto de 30 líneas, ni tampoco va a ponerse a descifrar un jeroglífico. En el centro está la justa medida. Hablando de jeroglíficos, las distintas señales y símbolos también deben ser comprensibles. Pocas cosas hay peores que dejar tu coche en una máquina de lavado con inseguridad y desconfianza. Reducir la incertidumbre y eliminar la ansiedad que produce lo desconocido se convierten en premisas fundamentales para mejorar la experiencia de lavado. El cliente debe sentirse informado y seguro.

Otra cuestión de vital importancia que puede pasarse por alto es el mantenimiento y limpieza de la instalación. Seguro que ninguno lavaríamos nuestra ropa o vajilla en una máquina llena de suciedad. Pues del mismo modo, nuestros clientes no lavarán su coche en una instalación que no esté en perfectas condiciones.

Llega la hora de elegir el programa de lavado. ¿Cuál es el que necesita mi coche hoy?, se pregunta el cliente. Lo primero que se hace necesario es presentar los distintos programas de la máquina de forma atractiva, fácil de leer y con un lenguaje directo y cercano al consumidor. También son de gran utilidad los asistentes de lavado, como el que ha integrado ISTOBAL en su terminal de pago Connect-a. El cliente no sabe de programas, pero sí sabe cómo está su coche de sucio. Kate y Robert les ayudan a decidir el programa deseado a través de tres simples preguntas: nivel de suciedad, qué zonas están especialmente sucias y requieren mayor atención en el proceso de lavado, y elección del acabado. Nuestros asistentes proponen los programas que mejor se ajustan a las necesidades del consumidor y su precio.

Todavía hay muchos otros pequeños cambios que podemos hacer con poco esfuerzo y que nos pueden llegar a reportar grandes resultados. Llamar la atención del consumidor hacia la máquina de lavado desde otros puntos de la instalación con carteles o pantallas, y ofrecerles servicios complementarios atractivos pueden marcar la diferencia.

Vale la pena pararse a reflexionar un minuto sobre éstas y otras ideas que nos pueden ayudar a mejorar la rentabilidad de nuestras instalaciones de lavado. Ya sea la próxima vez que abramos un sobre de azúcar o al leer este artículo, pensemos qué pequeños detalles podemos cuidar para mejorar nuestro negocio.

Leave a Reply