Guía del cuidado del coche para conductores noveles

By 28 giugno, 20164CARLOVERS
Car-care-guide istobal

Si acabas de empezar a conducir y todavía tienes dudas sobre los cuidados de tu coche, ISTOBAL te propone una guía que para ayudarte a conservarlo en las mejores condiciones:

  • La pintura: Para mantener la pintura de tu coche como el primer día es necesario seguir unos fáciles consejos, como mantenerlo a la sombra durante estacionamientos prolongados, evitar aparcar bajo los árboles (por los posibles excrementos de pájaro) y lavarlo una vez cada cuatro o seis semanas, dependiendo de su uso.
  • El aceite: Si se activa el testigo de medición del nivel de aceite, tenemos que rellenarlo inmediatamente, porque significa que está muy por debajo del mínimo. Si circulamos con niveles muy bajos de aceite, podemos incurrir en graves daños en el motor por falta de lubricante. Se recomienda vigilarlo una vez al mes y siempre antes de cualquier viaje largo.
  • La correa de distribución: Hay que hacer un cambio de la correa de distribución del motor tal y como especifique el fabricante. Respetar los plazos preestablecidos ayudará a evitar roturas que dañarían el motor.
  • La presión de los neumáticos es esencial: Si circulamos con una presión inferior a la recomendada, el neumático puede sobrecalentarse y provocar deformaciones que nos pongan en peligro en carretera. Una revisión mensual o antes de iniciar un viaje es una buena solución preventiva.
  • Zonas oxidadas: En los coches más actuales no tiene por qué suceder, porque llevan una protección anticorrosión de serie, pero los modelos que ya tienen unos años pueden sufrir este tipo de problemas de oxidación. Para solucionarlo, se suelen emplear tratamientos con grasa o cera.
  • Juntas de goma: Hay que revisarlas y no usar detergentes inadecuados en el lavado que puedan dañar las partes de goma. Además, el medio ambiente y los factores externos pueden desgastarlas también. Para mantenerlas, hay que usar renovadores de goma cada cierto tiempo.
  • Revisar el climatizador: Con la llegada del verano podemos notar que el aire acondicionado ha perdido capacidad de refrigeración. Esto puede ser por dos razones: o que hay que reponer el gas refrigerante, o que el filtro tiene suciedad. Para ambos casos, la solución pasa por llevarlo a un taller especializado.
  • Ojo con los bordillos: Golpear el lateral del neumático o la llanta puede estropearnos la rueda. Por ello, siempre aparcar con precaución.

Estas son unas pequeñas pautas que se pueden seguir para prevenir el deterioro de tu coche con el paso del tiempo. No hay que olvidar los ruidos extraños que puedan surgir y que te advierten de que algo está pasando, acudir a un profesional en estos casos es la mejor de las opciones para evitar accidentes, facturas desorbitadas y algún que otro disgusto.

Leave a Reply