“Todo el mundo podrá ver en verano nuestro prototipo de Hyperloop en acción y ojalá sea el más rápido”

By 27 Abril, 2017Hyperloop, NOTICIAS
hyperloop

Juan Vicén Balaguer – Hyperloop UPV

Desde ISTOBAL, como colaboradores del proyecto de Hyperloop UPV, seguimos muy de cerca los pasos de este equipo de estudiantes de la Universidad Politécnica de Valencia que compite con las mejores universidades del mundo en la creación del tren del futuro. En esta entrevista, Juan Vicén Balaguer, cofundador del equipo y responsable de comunicación nos cuenta la gran noticia: Hyperloop UPV ha sido seleccionado para presentar su prototipo en la Pod Competition II organizada por SpaceX, que tendrá lugar este verano en California.

En primer lugar, enhorabuena por haber sido seleccionados y poder continuar en esta importante competición. ¿Podremos ver en funcionamiento vuestro prototipo este verano, entonces?

Así es. Si SpaceX confirma las fechas y pasamos todas las pruebas de seguridad, todo el mundo podrá ver nuestro prototipo de Hyperloop en acción en California y, ¡ojalá sea el más rápido! Nosotros vamos a poner todo nuestro empeño en conseguirlo.

Hemos leído que habéis hecho una alianza con otra universidad para esta siguiente fase.

Sí, hemos decidido colaborar con la Universidad de Purdue, gente muy preparada y con la que conectamos muy bien. Se trata de una de las mejores universidades del mundo en materia Aeronáutica y Aeroespacial. Creemos en esta alianza porque para el desarrollo de un nuevo método de transporte la colaboración es clave, y una alianza internacional como la que proponemos quiere demostrar que la unión hace la fuerza. Además, seguimos sumando el apoyo de empresas exitosas, como ISTOBAL, Altran o Nagares, que creen en este importante proyecto que cambiará la manera en la que nos movemos.

¿Habéis tenido que realizar algún cambio en vuestra propuesta original inicial?

Sí. El concepto del tren del futuro desarrollado por Hyperloop UPV está pensado para 30 pasajeros, pesa unas 19 toneladas y circularía a 1000 km/h. Sería ideal tener una pista de pruebas a medida para probar el prototipo, pues podría ahorrar enormes costes de infraestructuras. No obstante, hasta la fecha la única pista de pruebas está situada en California y sólo mide 1,5 km de largo, lo cual nos limita en muchos factores: velocidad, dimensiones del vehículo… Es por ello que el prototipo ha tenido que ser adaptado para ser lo más eficiente posible con las condiciones de la pista.

¿Qué es lo que veremos en la pista, entonces?

Ahora mismo estamos preparando un prototipo de pod con capacidad para un pequeño dummy. Estamos desarrollando tecnologías que nos permitan ir lo más rápido posible sin perder de vista la seguridad. Estamos preparados para ello y ya estamos trabajando tanto aquí como en Purdue para hacerlo una realidad.

¿Cómo os organizáis ahora que el equipo ha crecido?

Empezamos siendo 6 amigos, ahora somos 35 y en colaboración con un equipo americano de unas 15 personas. Esto ha sido un reto desde el punto de vista organizativo. Hemos tenido que definir una nueva estructura de equipo, aprender a delegar, hacer procesos de selección, definir fechas de reuniones generales, cuadrar horarios de trabajo con cambios horarios, y estandarizar las herramientas de trabajo. Ha sido duro, pero ahora todo funciona, así que estamos muy contentos y motivados de cara a esta segunda fase.

¿Será la fase final del concurso o todavía hay más camino que recorrer?

El desarrollo de un medio de transporte como Hyperloop lleva su tiempo. Los prototipos realizados para la competición tratan de demostrar que Hyperloop podría ser posible, pero para ello es necesario tiempo. La competición de Hyperloop organizada por SpaceX está pensada como un evento anual o bianual en el que poco a poco se van mejorando las tecnologías para alcanzar la mayor velocidad posible. Por tanto, se prevé que habrá más competiciones en los años sucesivos, y por supuesto estaremos encantados de participar para demostrar el potencial que hay en la Universitat Politècnica de València. Aún hay camino por recorrer, y queremos estar a la cabeza.

Estuvisteis en la POD Competition I hace unos meses, ¿qué tal esta experiencia previa?

Fue impresionante. Tuvimos la oportunidad de ver los primeros prototipos del mundo de Hyperloop, y lo mejor de todo es que estaban hechos por estudiantes como nosotros. Allí pudimos enterarnos de todas las tecnologías que se estaban utilizando y comentar nuestros avances. Ante todo, fue una forma de prepararse lo mejor posible para el próximo reto, llevar a cabo nuestro propio prototipo. Sabemos que para SpaceX lo primero es la seguridad y poder acudir para ver cómo funciona todo, las dimensiones de la pista de prueba y otros muchos detalles, es vital para que todo sea lo más seguro posible.

¿Cuándo creéis que podremos ver un hyperloop real y en funcionamiento en una ciudad?

En 5-10 años para transporte de carga. Para el transporte de personas quizás tengamos que esperar un poco más. Regulaciones, construcción de las infraestructuras y seguridad son los máximos cuellos de botella del proyecto. Si conseguimos superarlos, quizás en 20-25 años podamos disfrutar de transportes de estas características conectando países en cuestión de media hora.