¡Disfruta de los días grises conduciendo!

By 20 Octubre, 20164Carlovers
Safety-tips

Ya estamos sumergidos en pleno mes de octubre y, como sabréis, en la estación de las lluvias. Por eso, queremos que tengáis en cuenta una serie de consejos a la hora de conducir ya sea por carretera o por ciudad. ¡Atentos!

Lo primero que debes tener en cuenta es que conducir con lluvia puede resultar una aventura de lo más peligrosa. La pérdida de tracción y control del vehículo es una consecuencia del exceso de agua sobre la superficie de la carretera cuando se viaja a cierta velocidad, y que se conoce como “aquaplaning”. Para evitar que te suceda ten muy presente la velocidad. Levantar el pie del acelerador en estas situaciones evitará que sufras un problema muy serio.

Además de reducir la velocidad, deberías revisar la presión de tus neumáticos. Llevar baja la presión puede provocar también aquaplaning.

Si sueles conducir por ciudad, además, debes tener en cuenta que en los días de lluvia hay más tráfico de lo normal. Por ello, es importante que mantengas la distancia de seguridad con el vehículo que tienes delante, y que evites dar frenazos muy fuertes, pues podrían provocar que pierdas el control del coche. Sal también con tiempo suficiente, encontrarás tráfico lento y no conviene ir con prisas.

Para mejorar la visibilidad en la conducción en épocas de lluvia, es muy importante que revises el estado de los limpiaparabrisas y cambies las escobillas, en caso necesario. Un trapo blando humedecido con producto limpiacristales te permitirá eliminar el polvo y la suciedad, y así no los arrastrarás a la luna de tu vehículo al accionar el limpiaparabrisas. Si el barrido deja estrías o las escobillas producen sacudidas y ruido, es hora de cambiarlas.

Paralelamente a esto, te aconsejamos que preguntes en tu estación de lavado sobre los productos que repelen el agua. Se trata de ceras que crean un film protector que no sólo hará que mejore tu visión por el cristal delantero, sino que, además, potenciará el brillo y protegerá la superficie de toda la carrocería de tu coche.

Relacionada con la visibilidad del vehículo, es muy importante tener en mente la luneta térmica. Muy probablemente se te empañen los cristales debido a la humedad, así que asegúrate de que funcione correctamente.

Siempre os lo decimos, tan importante es ver bien como que te vean. Revisa las luces de tu vehículo: delanteras y traseras. Los días de lluvia, a parte de la pérdida de visibilidad que se produce por las gotas de agua, suelen ser más oscuros de lo normal y por eso debes estar visible para el resto de vehículos.

Además de estas recomendaciones especiales para el otoño, tienes que tener presente el resto de consejos de seguridad válidos para cualquier estación del año: los dibujos de las ruedas deben estar bien definidos, controla los niveles de los líquidos del automóvil como el aceite, refrigerante… Supervisa los frenos y que no se te olvide la amortiguación.

Con estos consejos que te hemos facilitado conducir bajo la lluvia ya no debería ser un problema. ¡Disfruta de los días grises conduciendo!

Leave a Reply